EJERCICIOS DE REHABILITACION /

Ejericios para incentivar el reflejo vestíbulo-espinal VER

Ejericios para incentivar el reflejo vestíbulo-espinal VER

El VER es el conjunto de mecanismos automáticos que nos permiten mantener una postura adecuada en todas las situaciones estáticas y dinámicas de la vida cotidiana.

Cuando el VER falla el paciente refiere tener dificultades para mantener la línea mientras camina, subir y bajar escaleras, atravesar calles, y en general todas aquellas acciones que requieren una corecta coordinación postural.

Además esta sensación de falta de control genera una gran inseguridad en el paciente que le hace adoptar actitudes y patrones de movimiento anómalos que aumentan el problema.

Ejercicios para mejorar la estabilidad postural estatica y dinamica.

El objetivo de estos ejercicios es crear estrategias para realizar actividades cotidianas a pesar de que esté disminuida la información visual, somatosensorial o vestibular .

Las actividades se diseñan para establecer confianza y límites funcionales.

En todos estos ejercicios deben tomarse precauciones para evitar caídas.

  1. Permanezca con sus pies lo más cerca posible uno de otro, ayúdese con ambas manos para conservar el equilibrio tocando la pared. Separe las manos de la pared por periodos cada vez más largos mientras se conserva el equilibrio. Vaya acercando progresivamente un pie al otro. Repita esto durante diez minutos dos veces al día
  2. Manténgase con los pies separados unos treinta centímetros, los ojos abiertos, mirando hacia adelante un blanco en la pared. Estreche progresivamente la distancia entre los pies hasta que pueda realizar el ejercicio con los pies juntos. Posteriormente intente el mismo ejercicio con un pie delante de otro (punta-talón). Inténtelo también de puntillas.
  3. Realice los ejercicios inicialmente con los brazos extendidos, luego pegados al cuerpo y a continuación cruzados sobre el pecho. Conserve la posición durante quince segundos y pase posteriormente a la siguiente posición más difícil.
  4. Repita el ejercicio 2 con la cabeza inclinada hacia delante treinta grados y luego hacia atrás treinta grados.
  5. Repita los ejercicios 1,2 ó 3 con los ojos cerrados inicialmente de forma intermitente y luego continua, mientras se hace un esfuerzo para visualizar mentalmente el entorno.
  6. Repita los ejercicios 1, 2, 3 ó 4 mientras se encuentra de pie en una almohada de espuma (almohadón, cojín de un sillón).
  7. Camine cerca de la pared. Vaya reduciendo la separación entre los pies progresivamente. Intente caminar finalmente en forma talón punta. Intente el mismo ejercicio cerrando los ojos. Practique durante cinco minutos
  8. Camine cerca de la pared girando alternativamente la cabeza a derecha e izquierda, trate de enfocar diferentes objetos al hacerlo. Gire gradualmente la cabeza con mayor frecuencia y rapidez. Practique durante dos minutos.
  9. Realice giros mientras camina, al inicio gire en círculos grandes pero haga vueltas cada vez más pequeñas. Asegúrese de girar en ambas direcciones.
  10. De cinco pasos y gire a la derecha mientras camina. De cinco pasos más, gire la izquierda y continúe caminando. Repita cinco veces descanse y repita toda la secuencia.
  11. Camine entre los estantes de un supermercado. Al principio hágalo cuando no haya mucha gente, luego cuando el supermercado este muy concurrido.
  12. Camine entre la gente inicialmente en la misma dirección y posteriormente en dirección contraria.
  13. Practique deportes de raqueta, golf o cualquier deporte que exija movimientos de la cabeza combinados con seguimiento visual de una pelota en movimiento.
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928