PATOLOGÍA Y TRATAMIENTOS / VERTIGO E INESTABILIDAD /

VERTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO VPPB

¿Qué es y por qué se produce el Vértigo Posiconal paroxístico Benigno?

Se trata de la forma de vértigo más frecuente y hasta un 10% de la población adulta lo puede sufrir a lo largo de su vida. Es menos frecuente detectarlo en niños. El VPPB se produce por una disfunción en alguno de los canales semicirculares del oído interno en el área que llamamos sistema vestibular. Parte de este sistema lo forman una cavidad llamada utrículo de la que se prolongan tres canales semicirculares orientados en las tres direcciones del espacio (figura). El interior de estas estructuras esta lleno de líquido que se desplaza a uno u otro lado con los movimientos del cráneo de forma que el órgano es capaz de sentir el movimiento y enviar la información al cerebro a través del nervio vestibular.

La sintomatología del vértigo posicional se produce en el momento en que conglomerados de sales de calcio, que normalmente están depositados en el interior del utrículo, se desplazan al interior de uno de los canales semicirculares. Al mover la cabeza estos depósitos circulan por el interior del canal provocando el desplazamiento del líquido de forma más prolongada o más intensa que el movimiento inicialmente realizado por el cráneo y como resultado el paciente percibe una sensación intensa de giro.

¿Qué síntomas produce el VPPB?

Cuando tenemos un VPPB sentimos crisis de vértigo intensas que se desencadenan con los movimientos craneales al tumbarnos o levantarnos, al girar de costado en la cama, al extender el cuello para mirar hacia lo alto…En definitiva en cualquier movimiento de la cabeza que favorezca el desplazamiento de esos residuos en el interior del canal semicircular. Como en cualquier tipo de vértigo con origen en el oído, es muy común que a la sensación de giro le acompañen la nausea, el vómito o el desequilibrio mantenido.

¿Cómo diagnosticamos un VPPB?

En el diagnóstico del VPPB es importante descartar otras causas de vértigo que pudieran simular los síntomas requiriendo tratamientos específicos o siendo potencialmente graves. Un estudio del equilibrio mediante posturografía dinámica, una valoración de la audición mediante audiometría tonal clínica, y una medición de la función vestibular mediante videonistagmografía y test de impulso cefálico nos permitirá descartar otros orígenes de la enfermedad. La prueba más específica de la enfermedad es el test de Dix-Hallpike. En esta maniobra tumbamos al paciente en una camilla dejando que la cabeza quede por debajo del nivel de la horizontal con una leve rotación a un lado. Esta posición permite que los residuos que ocupan el canal semicircular se desplacen generando una sensación de vértigo momentáneo y un movimiento en los ojos del paciente (nistagmo) que nos permite localizar cual de los oídos y en cual de los canales se encuentra el problema.

¿Cómo tratamos un Vértigo posicional paroxístico Benigno?

La gran ventaja de aplicar la maniobra de DixHallpike para diagnosticar el VPPB es que nos permite colocar al paciente en la posición inicial de la maniobra de tratamiento más utilizada, la maniobra de Epley. El fundamento de esta maniobra es colocar la cabeza del paciente en las posiciones adecuadas que permitan un desplazamiento progresivo del residuo a través del canal, hasta conseguir que salga de él y vuelva a entrar en su ubicación original, el utrículo. Los índices de curación con esta maniobra superan el 90% y la curación se produce en muchos casos de forma inmediata. En el 50% de los casos el vértigo posicional se repite a lo largo de la vida por lo que resulta imprescindible atender al paciente en los primeros días desde el inicio de la clínica con el fin de evitar la prolongación de los síntomas.

Si al leer este texto observa grandes similitudes con su sintomatología consúltenos para programar una maniobra de screening urgente que pueda aliviar sus síntomas de una forma rápida.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928