PATOLOGÍA Y TRATAMIENTOS / VERTIGO E INESTABILIDAD /

ENFERMEDAD DE MÉNIÈRE O VÉRTIGO DE MÉNIÈRE

¿Qué es y qué síntomas se tienen en la Enfermedad de Ménière?

Los pacientes con Enfermedad de Ménière (E.M.) presentan crisis o ataques de vértigo asociados a acúfeno o ruidos en el oído, pérdida de audición, y sensación de tener el oído lleno. Existen además formas incompletas de la enfermedad en las que no concurren simultáneamente todos los síntomas. Generalmente tras las crisis el paciente se encuentra asintomático y la audición se suele recuperar, pero si las crisis se repiten con frecuencia, esta audición va disminuyendo y la calidad de vida del paciente empeora considerablemente. Sin el tratamiento adecuado, esta enfermedad puede ser desalentadora para quien la sufre y las personas cercanas al enfermo.

¿Cuál es la causa de esta enfermedad?

Las causas de le enfermedad siguen hoy día siendo desconocidas. Sólo algunos casos se deben a un problema conocido y este hallazgo es importante para ajustar el tratamiento en estos pacientes. A largo plazo, y sea cual sea la causa, el oído interno sufre un acúmulo patológico de líquido que podríamos asemejar a lo que ocurre en el glaucoma del ojo.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la enfermedad es eminentemente clínico, es decir, una historia clínica orientada nos será generalmente suficiente para el diagnóstico, no obstante, es muy importante completar este diagnóstico con una batería de pruebas complementarias para tener la mayor información posible y el mayor éxito posible en el tratamiento. En nuestra consulta contamos con toda la batería de pruebas necesaria para el correcto y completo diagnóstico de esta patología. No en todos los casos se requiere el empleo de todas las pruebas y será el especialista, en este caso Otoneurólogo, quien considere la necesidad de realizarlas pero consideramos importante poder contar con todas ellas pues nos aportan información específica y útil en determinados casos.

¿Qué opciones de tratamiento tengo?

El tratamiento durante las crisis de vértigo consistirá en fármacos para reducir los síntomas, sobre todo para frenar el vértigo, las naúseas y los vómitos desencadenados. En ocasiones el paciente requiere ser ingresado para tratarlo de forma intravenosa e hidratarlo adecuadamente. El tratamiento entre crisis será inicialmente médico-dietético e intentaremos que el paciente entienda su enfermedad aprendiendo a prevenir y responder adecuadamente a los cambios en su evolución. En ocasiones, y si consideramos que existen factores asociados como el estrés o la ansiedad, trabajaremos este punto con o sin tratamiento médico acompañante. Con estas medidas, el 80-85% de los pacientes tienen su enfermedad controlada. Pueden ocurrir crisis puntuales pero se minimizan en gran medida y la enfermedad no afecta a la calidad de vida del paciente. Además de este tratamiento, deberemos considerar una rehabilitación en casos de inestabilidad además de una terapia para los acúfenos o ruidos en el oído si existiesen, así como un tratamiento para la pérdida de audición si este fuese un problema. En algunos casos será necesario dar un paso más en el tratamiento y para ello empleamos el Tratamiento Intratimpánico: es un tratamiento que realizamos en la propia consulta y de forma ambulatoria. Con esta técnica conseguimos que una concentración muy alta del fármaco entre en el oído interno y minimizar la absorción en el resto del organismo. Pueden ser necesarias varias dosis y con una separación entre ellas diferente para cada caso.

¿Qué ocurre si con este tratamiento sigo teniendo crisis?

Sólo un porcentaje pequeño de pacientes requieren cirugía para tratar los síntomas de la E.M. Pero es este grupo de pacientes el que tiene los síntomas más severos e incapacitantes y que alteran gravemente la calidad de vida. Creemos que ningún paciente debería sufrir este cuadro tan incapacitante y por eso ofrecemos la posibilidad de cirugía para estos casos. Existen diferentes abordajes quirúrgicos que se pueden realizar para el tratamiento de la E.M. En nuestra Clínica contamos con la posibilidad de realizar todas ellas, la descompresión del saco endolinfático , la laberintectomía y la neurectomía selectiva del nervio vestibular. Nuestra consulta, nuestro equipo médico le aconsejará sobre la mejor opción terapéutica; dependiendo de sus crisis de vértigo, su audición, su edad y su modo de vida. La ventaja es poder elegir entre todas las técnicas posibles y saber que no tiene porque vivir con las crisis de vértigo.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928