Sialoendoscopia

El avance más importante en el tratamiento de las enfermedades de las glándulas salivales se ha producido con la introducción de la sialoendoscopia. Esta técnica permite entrar con ópticas milimétricas por los conductos naturales a través de los que las glándulas expulsan la saliva. De esta manera podemos solucionar las obstrucciones que se producen en el conducto o administrar fármacos de forma directa.

Después de las parotiditis virales (paperas), la patología más frecuente de las glándulas salivales es la formación de cálculos (piedras) que obstruyen los conductos produciendo dolor, inflamación e infección.

¿Qué ventajas ofrece frente a otras técnicas?  

La alternativa a la sialoendoscopia es la cirugía abierta con extirpación de la glándula. A día de hoy sigue siendo la práctica más frecuente a nivel mundial, de forma que en la mayoría de las ocasiones el paciente con patología obstructiva de las glándulas salivales acaba pasando por una cirugía cervical abierta en la que se le extirpa la glándula con los consiguientes riesgos y cicatrices.

¿Cualquier paciente se puede someter a este tipo de tratamiento?

 La patología obstructiva de las glándulas salivales se puede producir a cualquier edad. En la infancia la causa más frecuente es la inflamación recurrente de la glándula parótida sin formación de litiasis. En el adulto lo habitual es encontrarnos infecciones de la glándula en relación con formación de piedras que cierran el paso a la saliva. Aunque en la mayoría de los casos tendemos a realizar la técnica bajo anestesia genera, es posible realizarla con anestesia local y sedación.

¿Qué tipo de cuidados debe tener el paciente después de la intervención?

No hacen falta cuidados especiales. En los primeros días recomendamos evitar alimentos con gran capacidad de estimular la producción de saliva como los cítricos y los vinagres. Solemos recomendar un antibiótico de forma preventiva tras la intervención, pero normalmente no hace falta tomar medicación para el dolor.  

¿Qué resultados ofrece? ¿Son definitivos?

Los resultados son los mismos que los de la cirugía convencional con la enorme ventaja de no pasar por una cirugía cervical abierta y conservar la glándula. La enfermedad se cura y los resultados son definitivos. La creencia inicial de que la formación de nuevas piedras sería persistente en los años sucesivos a la intervención se ha visto que no es cierta.

¿Se trata de una técnica de aplicación habitual?

Por desgracia son muy pocos los centros que ofrecen esta técnica a nivel mundial. En la mayoría de los hospitales se sigue recurriendo a la extirpación de la glándula afecta. Nuestro equipo ha sido el responsable de la introducción de la técnica en el País Vasco y uno de los primeros en utilizarla de rutina a nivel nacional. Se trata de una técnica que como en otros países, terminará por implantarse desplazando de forma definitiva a las técnicas de extirpación glandular.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928