La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas palatinas. Existen diferentes tipos de amigdalitis: agudas, crónicas o recurrentes. Pueden ser víricas o bacterianas y el tratamiento de cada una de ellas es diferente. La amigdalitis es una infección muy común en la infancia sobre todo a partir del segundo año de edad y la amigdalitis bacteriana ocasionada por Estreptococo piogenes suele afectar a niños entre 5-15 años. Una de las complicaciones posibles de una amigdalitis bacteriana es el flemón o absceso periamigdalino donde la infección supera los límites de la amígdala siendo más común en adultos jóvenes que en niños.

¿Qué síntomas puedo tener?

Los síntomas de la amigdalitis son dolor y dificultad para tragar junto con fiebre, inflamación de los ganglios del cuello y mal estado general. Suele empeorar por la noche y pueden aparecer o empeorar los ronquidos o las apneas del paciente, sobre todo en los niños. En la amigdalitis recurrente, los síntomas reaparecen con frecuencia a lo largo del año. En la amigdalitis crónica la sintomatología es similar pero menos acusada o menos florida. El paciente puede tener mal aliento, cansancio y ganglios cervicales persistentemente inflamados. Si existe una complicación como el absceso o flemón periamigdalino, el estado general es peor, con mayor fiebre, mayor dolor, sobre todo en un lado de la faringe afecto, y se asocia a cambios en la voz y dificultad para abrir la boca o trismus.

¿Cómo se diagnostica?

En la visita a nuestra consulta además de una historia clínica realizamos una exploración ORL completa para tratar de distinguir entre los tipos de amigdalitis y causas posibles existentes. En ocasiones, si lo consideramos oportuno, solicitamos un cultivo del exudado amigdalar.

¿Qué tratamiento es el más adecuado?

En todos los casos deberemos administrar anti-inflamatorios así como asegurar una buena hidratación del paciente. Si la amigdalitis es bacteriana debemos asociar los antibióticos adecuados. Si hay un absceso deberemos drenar ese absceso además de emplear antibióticos. En todos aquellos casos en que exista una complicación, haya amigdalitis recurrentes, concurra otra enfermedad grave o haya una amigdalitis crónica, deberemos discutir con paciente y familiares la necesidad de realizar una cirugía para extirpar las amígdalas o amigdalectomía.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928