PATOLOGÍA Y TRATAMIENTOS / Oído /

EXÓSTOSIS CONDUCTO AUDITIVO EXTERNO

Las exostosis de Conducto Auditivo Externo son crecimientos óseos que se producen en el canal auditivo ocasionando un estrechamiento del mismo.

¿Por qué se producen?

Las exostosis ocurren con mayor frecuencia en pacientes expuestos al agua fría y al viento y por ello se conoce también como enfermedad del surfista, del nadador o del buceador.

¿Qué síntomas puedo tener?

Al comienzo, las exostosis no producen síntomas, pero cuando crecen y van cerrando el conducto comienzan a aparecer las primeras molestias. Comienza a atraparse el agua en el oído así como cerumen ocasionando infecciones del oído externo y taponamiento. Si siguen creciendo, pueden ocluir completamente el conducto y generar así una pérdida de audición.

¿Qué opciones de tratamiento tengo?

En nuestra consulta realizamos inicialmente un control periódico para monitorizar el crecimiento y los síntomas que produce, en dichos controles llevamos a cabo limpiezas periódicas para evitar complicaciones en los estadíos iniciales de la enfermedad. Cuando el caso es más severo optamos por la cirugía que se denomina Canaloplastia.

¿Cómo se realiza la cirugía para las exostosis?

La Canaloplastia se realiza bajo anestesia general y por medio de una incisión detrás de la oreja y bajo visión microscópica, se eliminan las proliferaciones óseas que han ido creciendo y cerrando el conducto a lo largo de los años. Nuestros pacientes son dados de alta tras unas horas o una noche en la Clínica y los puntos se retiran al cabo de una semana en la consulta. El taponamiento del oído se retira en dos semanas.

¿Qué cuidados debo tener tras la intervención quirúrgica?

El paciente puede retomar su vida laboral en 7-14 días dependiendo de su actividad y generalmente aconsejamos no mojar el oído hasta la correcta cicatrización del nuevo conducto que puede tardar entre un 1-3 meses.

¿Se pueden prevenir?

Si bien es verdad que el uso de tapones para los oídos entre los surfistas y nadadores está muy extendido, su uso no ha demostrado ser eficaz. Incluso en ocasiones, en pacientes que ya tienen exóstosis, estos tapones pueden empujar la cera hacia dentro y empeorar el cuadro. Se deberá valorar cada caso particular y, según los hábitos que tenga el paciente y el grado de exóstosis, elegir la mejor opción.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928