Un crecimiento anormal de piel por detrás o por dentro de la membrana timpánica se denomina colesteatoma.

¿Por qué se produce?

Generalmente se ocasiona por una mala función de la trompa de Eustaquio, es decir, por una deficiente ventilación del tímpano a través de la nariz (disfunción tubárica), acompañado de infecciones recurrentes. Existen casos de colesteatomas de nacimiento que denominamos congénitos que son menos frecuentes.

¿Qué síntomas puede ocasionar un Colesteatoma?

Inicialmente se produce una supuración crónica y frecuente del oído enfermo que denominamos otorrea. Esta otorrea es fétida en muchas ocasiones y asocia una sensación de taponamiento o pérdida de audición. Si la enfermedad progresa, la pérdida de audición se agrava y se hace constante pudiendo aparecer mareo, vértigo o inestabilidad. Si hay afectación del nervio facial, la musculatura de la cara del lado del oído enfermo puede debilitarse e incluso paralizarse (parálisis facial), hecho que es hoy en día poco frecuente si se busca ayuda médica a tiempo. El colesteatoma es una enfermedad seria pero tratable que puede diagnosticarse con una simple otoscopia o revisión del oído.

¿Cómo se diagnostica?

En nuestra consulta exploramos a los pacientes con sospecha de colesteatoma con microscopio diagnosticando así la patología. Se realiza una audiometría en todos los casos y, si lo vemos necesario, una batería de pruebas para valorar el sistema del equilibrio de dicho oído. Podemos entonces solicitar un Scanner o TAC para delimitar más correctamente los límites óseos de la lesión y en algunos casos se puede solicitar una técnica de Resonancia Magnética específica.

¿Cómo se tratan los colesteatomas?

El único tratamiento eficaz para el colestetatoma es la cirugía. La cirugía que realizamos para este tratamiento se denomina Timpanoplastia, en la cual, además de conseguir la eliminación del colesteatoma y obtención de un oído seco y sano, se pretende recuperar la audición con el uso de diferentes técnicas y prótesis implantables (reconstrucción tímpano-osicular).

¿Cómo se realiza la intervención quirúrgica?

La cirugía se realiza bajo anestesia general. Accedemos al oído en la mayoría de los casos por medio de una incisión que va por detrás del pabellón auricular, posteriormente, bajo visión microscópica y ayudados por fresas de alta velocidad e intrumental micorquirúrgico realizaremos una correcta limpieza y reconstrucción. El paciente es dado de alta tras una noche en la clínica y los puntos de sutura se retiran a la semana y el taponamiento del oído a las dos semanas. El paciente puede retomar su actividad laboral o escolar al cabo de 10-15 días.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928