PATOLOGÍA Y TRATAMIENTOS / Nariz /

DESVIACIÓN DE TABIQUE NASAL

El tabique nasal es la pared que divide las fosas nasales en dos mitades. El tabique nasal ideal es recto dividiendo la nariz en dos mitades exactas. Se estima que alrededor del 80% de la población tiene algún grado de desviación del tabique nasal.

¿Qué síntomas puedo tener?

La forma de tu tabique nasal puede alterar las cavidades nasales y ser causa no sólo de dificultad respiratoria nasal sino de infecciones recurrentes, sinusitis agudas o crónicas, sangrados nasales e incluso cefaleas o dolores faciales.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de esta patología, en nuestra consulta empleamos además de la inspección externa de la nariz y la rinoscopia o inspección de la parte más anterior de la nariz, la nasofibroscopia, que consiste en la introducción de un fino tubo provisto de una cámara para ver posibles desviaciones de la parte más profunda del tabique así como otras posibles causas de obstrucción nasales. Se solicitarán pruebas de imagen como Scanner o TAC, si se sospecha que la desviación de tabique va asociada a Sinusitis o Poliposis.

¿Qué opciones de tratamiento tengo?

El tratamiento de elección es la creación de un tabique recto, tecnica que se conoce como Septoplastia. Normalmente se realiza en pacientes por encima de los 16-18 años, cuando el cartílago septal ha terminado ya su crecimiento.

¿Cómo se realiza?

La septoplastia se realiza bajo anestesia general y realiza completamente por dentro de la nariz. En ocasiones la Septoplastia puede ir asociada a una Rinoplastia si se quiere realizar una corrección de la forma externa de la nariz. En otros casos, como se ha mencionado previamente, en que exista compromiso de los senos paranasales, se realizará Cirugía Endoscópica Naso-Sinusal en el mismo acto. Generalmente la Septoplastia no dura más de 45-60 minutos y el paciente puede irse a casa transcurridas unas horas del final de la cirugía o quedarse ingresado mientras dure el taponamiento nasal (48 horas).

¿Qué cuidados debo tener tras la intervención quirúrgica?

El paciente puede retomar su actividad laboral o escolar a los 4-5 días y hacer vida activa a la semana de la intervención, debiendo evitar los deportes de contacto durante las primeras 4-5 semanas. Tras esta cirugía y tras la completa cicatrización, el paciente respirará adecuadamente por ambas fosas nasales y las congestiones, bloqueos de senos, ruido o cefalea desaparecerán.

ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928
Aviso Legal | Enter Comunicación
ALTUNA & SAGA 2013 | Policlínica Gipuzkoa, Paseo Miramón 174 20014 Donostia San Sebastián | Teléfono Consulta : 943 000 928